Breaking News
recent

Cuánto pueden subir los bonos argentinos para igualar las tasas de sus vecinos

Las tasas de los bonos argentinos aún tienen espacio para continuar cayendo y acercarse a sus pares latinoamericanos, lo que habla del potencial de suba del precio de estos títulos. Con una Argentina que se aleja de Venezuela y busca alinearse con otros países de la región, ¿hacia qué país nos estaríamos encaminando? Y en ese caso, ¿qué potencial tienen los bonos argentinos respecto de la tasa que pagan por endeudarse hoy en día esos mercados?


Hoy en día los bonos colombianos a tres años, por ejemplo, rinden un 2% mientras que el bono argentino a 2019 rinde un 2.65%, cotizando a 108 dólares. En el caso en que estuviéramos en camino de ser Colombia y que el bono a tres años rindiese 2%, el Bonar 2019 debería valer 110,70 dólares, es decir un avance del 2.5%. Este retorno no parece atractivo justamente porque la duration del bono es corta, pero si nos extendemos a plazos más largos veremos que un bono de Colombia a 10 años rinde 3.60% y a 20 años rinde en la actualidad 5%. En concreto, si Argentina comprimiese sus spreads hacia los valores de los bonos colombianos, el bono a 2026 debería subir cerca de 18% y el bono a 2036 un 21% en dólares.

¿Y si estuviéramos en camino de ser Perú? Las tasas que pagan los bonos a tres, diez y veinte años de Perú en dólares son de 1.40%, 2.73% y 4.00% respectivamente y dadas las tasas de los bonos locales en dólares, el potencial de suba es igualmente importante que para el caso colombiano. Es decir, el bono a 2019 debería subir cerca de 4% en dólares, el bono a 2026 un 27% en dólares y el bono a 2036 un 36% en dólares.

¿Y si hiciéramos el ejercicio de suponer que igualamos a Chile? Chile es considerado por el mercado el país más seguro de la región medido por las tasas de los bonos en dólares de nuestro país vecino con lo cual es probablemente el extremo al cual podremos llegar en los próximos años. Los bonos de Chile rinden a 5 años 1.78% mientras que el Bonar 2021 rinde cerca de 4.25% con lo cual, si Argentina comprimiese sus spreads en dirección a la valuación chilena, el bono debería subir cerca de 10% en dólares. De igual modo vemos que el bono a 10 años en dólares de Chile rinde un 2.54% con lo cual, si estuviésemos encaminados a ser como Chile y el bono argentino rindiese 2.54%, el bono a 2026 debería subir desde los valores actuales un 28% en dólares.

¿Y Brasil? Dada la crisis política y económica que atraviesa nuestro país vecino, quizá lo más cercano a lo que podamos a aspirar en cuanto a la compresión de spreads es asemejarnos a Brasil y en todos los casos, para los distintos plazos, los bonos argentinos muestran potencial de cara al futuro. El bono a 2019 de Brasil rinde 2.15% y si el bono argentino rindiese lo que rinde el brasileño en la actualidad, debería subir un cerca de 3%. Lo mismo ocurre para el bono a 2021, a 2026 y a 2036 para los cuales los bonos argentinos deberían subir 3.2%, 8,40% y 9.40% en dólares respectivamente si es que comprimiesen sus spreads para pagar las tasas que actualmente ofrecen los bonos brasileños.

De todos modos, el inversor deberá saber que no todo es color de rosa ya que el potencial puede quedar siempre amenazado por problemas internos en cuanto a lo político y social que no permitan alcanzar los objetivos económicos que se plantean en una primera instancia, así como también los factores externos que pueden generar turbulencias en los mercados emergentes, dentro de los cuales aspiramos a formar parte próximamente y abandonar la etiqueta de frontera.

Todos los ejemplos que enumeramos no están muy lejos de lo que podríamos aspirar a ser en los próximos años. El inversor deberá analizar si estamos realmente encaminados en tal dirección y a partir de allí tomar decisiones de inversión para el armado de su portafolio de mediano y largo plazo.

Fuente: cronista.com  Por; Julián Yosovitch
contadoreseninteraccion

contadoreseninteraccion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.